Aprende a ahorrar en tu factura telefónica

Cómo ahorrar en tu factura telefónica

No importa si somos consumidores, autónomos, pymes o grandes empresas, controlar nuestro gasto (personal y profesional) es una de las tareas a las que más tiempo solemos dedicar. Comparamos precios en nuestras compras, buscamos la mejor relación calidad-precio y solemos mirar con extremo detalle todo lo que adquirimos.

Entonces, ¿por qué no realizamos esas prácticas también a la hora de organizar nuestra factura telefónica? En Infoe comprendemos que esto supone invertir varias horas, pero queremos aprovechar nuestra entrada de hoy para recoger cinco consejos que os ayudarán a comenzar a controlar vuestro gasto telefónico.

  1. ¿NECESITAS REALMENTE UNA TARIFA PLANA? Todos sabemos que las tarifas planas han sido clave en la expansión de servicios y tecnologías, generalizando el uso de Internet, por ejemplo. No obstante, ¿hasta qué punto son rentables? En un artículo que publicamos hace poco en nuestro blog analizamos si realmente suponen un ahorro. Dependiendo de cada caso, pueden suponer realmente un ahorro o pueden ser un gasto excesivo.
    Por eso, uno de las cuestiones principales que debemos plantearnos a la hora de controlar nuestro gasto telefónico es pensar si realmente necesitamos una tarifa plana o si nos saldría más económico pagar por lo que consumimos. Una buena forma de calcularlo es realizar un promedio de cuánto gastamos cada mes e ir sumando cifras para ver cuánto pagaríamos con cada servicio.

    Las tarifas planas pueden suponer un gasto excesivo si no las aprovechamos al máximo.

    Algo similar sucede con los packs de servicios. Aunque a veces sí que pueden ser rentables, lo mejor es comparar en detalle el gasto para ver si contratando por separado en varias compañías puede reducirnos de forma importante el consumo telefónico.

  2. CONTRATA SERVICIOS ADICIONALES SÓLO CUANDO LOS NECESITES. Los servicios adicionales que suelen ofrecer las operadoras telefónicas pueden estar bien, siempre y cuando seas un usuario que haga uso de ellos. Pero, en caso de que no te interese disponer de Internet en el móvil o SMS gratuitos, lo ideal es evitar pagar por ellos. Aunque esto pueda parecer obvio, habitualmente los usuarios acabamos pensando: “No me importa pagar más, ¿qué pasa si algún día lo necesito?”. Sin embargo, si nos ponemos a echar cuentas, quizás lleguemos a la conclusión de que sí que nos debería importar. Por ejemplo, si en tu tarifa te incluyen SMS ilimitados y no sueles mandar ningún SMS, pero por ello te suben 5€, no compensa en absoluto la inversión que has realizado. Ni siquiera si, por algún motivo, ese mes decides enviar algún mensaje.
    Al igual que sucede en el punto anterior, es muy importante que calcules qué es lo que sueles gastar y, en función de eso, veas qué es lo que más te compensa.
  3. UTILIZA SERVICIOS PARA GESTIONAR LAS LLAMADAS ENTRANTES/SALIENTES. Este punto es especialmente relevante para autónomos y pymes, porque cuando tenemos nuestra propia empresa es vital conocer qué llamadas nos entran y qué llamadas realizamos con mayor frecuencia. De esta forma, podremos controlar con precisión los recursos dedicados a telefonía. Por ejemplo, si vemos que los registros indican que llamamos mucho al extranjero, podemos buscar bonos para complementar este tipo de llamadas. Otro caso que puede darse es que detectemos que nos llaman particularmente de alguna zona geográfica. Podemos aprovechar esto para mejorar nuestro servicio allí e incrementar así nuestra proyección.

    Monitorizar las llamadas que realizas y que recibes puede ayudarte a expandir tu negocio.

    Aunque hay varias formas de hacerlo, Infocaller Pro ofrece la posibilidad de realizar esta tarea con facilidad desde su página web. Simplemente accediendo al panel de llamadas, podremos hacernos una idea general de destinos, duración y fechas de llamada.

  4. CALCULA EL GASTO TOTAL QUE TIENE CADA TIPO DE SERVICIO. Calcular bien qué gasto total te va a generar un tipo de servicio telefónico es importante. No es lo mismo apostar por llamadas tradicionales que hacerlo por Voz IP. Esta última, aunque los precios puedan resultar algo más atractivos al principio, si sumamos los costes de mantenimiento, de infraestructura y de alquiler o compra de dispositivos especiales, veremos cómo se disparan de forma considerable.
    Tampoco es lo mismo optar por establecer una centralita física que una virtual. En cuanto a prestaciones están parejas pero en cuanto a precio de mantenimiento e infraestructura, las centralitas físicas aumentan drásticamente el coste.
  5. UTILIZA APLICACIONES PARA MONITORIZAR EL CONSUMO. A pesar de la proliferación de tarifas planas móviles, muchos usuarios cuentan en sus móviles con tarifas de 0 cts/min, pero que les cobran el establecimiento de llamadas. Normalmente, el control de este tipo de gasto es difícil, pero hay aplicaciones tanto en iOS como en Android que te ayudarán a saber cuánto llevas gastado en tus llamadas e, incluso, cuántos minutos te quedan de tu tarifa.

    Controla tu gasto con aplicaciones de terceros o con los propios servicios de tu operadora.

    En el caso de que tengas minutos incluidos en tu tarifa, casi todas las operadoras dan la opción de recibir un aviso gratuito (habitualmente un SMS) tras determinado porcentaje de minutos gastados. Aunque este sistema no ofrece una monitorización en tiempo real, suele ser más usado que aplicaciones de terceros, ya que no consume recursos del móvil y, además, es compatible con terminales más antiguos o que no son smartphones.

Si seguís estos cinco consejos, poco a poco notaréis como vuestras finanzas se van controlando y veréis como cada recurso invertido en telefonía se vuelve rentable.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *