5 motivos por los que apostar por la atención al cliente

Cuando afirmamos con rotundidad en nuestros posts que la atención al cliente es una piedra angular de cualquier negocio, estamos seguros de que puede aportar beneficios a todas las empresas. Hemos hablado mucho sobre ese tema, pero hoy queremos ir otro pasito más allá, abstrayéndonos de ventajas, y hablar directamente de razones por las que es necesario y vital para cualquier empresa apostar por ofrecer una atención al cliente de calidad.

Antes de entrar en materia, queremos enfatizar y destacar el concepto clave “de calidad”. Muchas compañías tienden a ir a los extremos en cuanto a la atención al cliente se refiere. Estos extremos suelen ser dos completamente opuestos:

  • Impersonalidad
  • Exceso de confianza

Para que os hagáis una idea de a qué nos referimos, cuando hablamos de “impersonalidad”, podríamos estar hablando de una macroempresa que cuenta con un departamento de atención al cliente completamente aséptico e incapaz de empatizar con sus usuarios. En el otro extremo estaría el caso de exceso de confianza, donde podríamos pensar en un autónomo que excede los límites de comunicación con sus clientes.

Por esto, cuando hablamos de ofrecer una atención al cliente “de calidad”, nos estamos refiriendo a ser capaces de ponernos en la piel de nuestros clientes y de ofrecerles una solución a sus problemas siempre que sea posible.

Una vez sentada esa base, podemos comenzar a ver cuáles son los 5 motivos por los que cualquier empresa tiene que apostar por un servicio de atención al cliente de calidad.

  1. Aumentará la fidelidad de sus clientes. Cuando una empresa consigue captar un cliente, se enfrenta a una de las tareas más difíciles: mantenerlo. Para lograrlo, no basta con disponer de ofertas puntuales que consigan retenerlo, sino que la empresa debe ser capaz de adelantarse al deseo del cliente de marcharse.
    Evitar que piense en marcharse no es sencillo, pero una atención al cliente de calidad puede lograrlo. Si, por ejemplo, la empresa contacta con el cliente de forma activa para ayudarle a configurar su servicio (en caso de que no lo esté aprovechando al máximo), el cliente se sentirá satisfecho y no querrá buscar alternativas.
  2. Evitará la llamada ‘mala fama’. Los problemas con empresas son el “pan nuestro de cada día” de millones de personas. Especialmente si contamos con una empresa que ofrece bienes intangibles (digitales, online, etc.), es muy probable que tengamos algún tipo de corte, interrupción, fallo o situación que acabe con un cliente muy enfadado que quiera llamarnos para quejarse y criticar el servicio. En este caso, si no contamos con una atención al cliente de calidad, es muy probable que el cliente se dé de baja cuanto antes y, además, se encargue de criticar a la compañía para evitar que más gente se una o compre sus productos.
  3. Destacará entre sus competidores. En mercados especialmente saturados, una buena forma de destacar entre varios competidores que ofrecen soluciones similares es dar a nuestros clientes la mejor atención al cliente posible. Muchas veces, los clientes prefieren optar por una empresa que les pueda garantizar que, pase lo que pase, les escucharán e intentarán ayudarles.
    Un ejemplo interesante sería el de un comercio online. Es muy probable que haya otras empresas que vendan el mismo producto al mismo precio. Sin embargo, si nuestra tienda tiene la reputación de ofrecer una gran atención al cliente, los potenciales clientes no lo dudarán y apostarán por comprar con nosotros.
  4. Podrá abrir nuevos canales de venta. Cuando tenemos los canales de venta tradicional saturados, una empresa puede intentar abrir un nuevo canal a través de la atención telefónica. Es muy importante matizar que no nos estamos refiriendo a que todos los clientes deban recibir incansables ofertas, sino que hacerlo de forma efectiva puede permitir a cualquier empresa expandir sus productos.
    Otra opción sería que la empresa contratase un número 900, como los que ofrece Infocaller. De esta manera, los posibles clientes llamarían de forma constante para buscar información.
  5. Atraerá a más clientes. Si nuestra empresa tiene la reputación de ofrecer una muy buena atención al cliente (y un buen servicio, claro está), podremos atraer más clientes con facilidad. No estamos hablando únicamente de nuevos clientes, sino a gente que, en cualquier momento, haya comprado algo determinado y que, en el futuro, puede que compre otro producto o contrate otro de nuestros servicios porque están muy contentos con la labor que desempeñamos al atenderles en el pasado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *