Protege tu ordenador con estos consejos de seguridad

consejos de seguridadEn Infoe nos preocupamos por la seguridad de nuestros clientes y contamos con los mayores estándares del sector. Día a día trabajamos duro para mantener los datos de nuestros clientes seguros. Por eso, en nuestra entrada de hoy queremos ofreceros unos consejos de seguridad que os orienten para que tengáis una protección más que adecuada para vuestros equipos y que estéis seguros en todo momento.

Cualquier persona que use con frecuencia cualquier tipo de dispositivo electrónico, sabe que la seguridad es una de las claves más importantes. En nuestros ordenadores guardamos información importante referente a cuentas bancarias, direcciones físicas, facturas de clientes o datos de carácter personal como pudieran ser fotos o vídeos familiares.

Toda esta información es muy importante, así que os vamos a dejar varios consejos de seguridad para que no la pongáis en riesgo.

  1. Conseguir un antivirus fiable es vital. La primera barrera en la que piensa cualquier usuario para frenar posibles ataques a su sistema es un antivirus. Si bien es cierto que se trata de un componente imprescindible, no es el único. Antes de ver la importancia de otros programas, es oportuno mencionar que no todos los antivirus son iguales. Hay multitud de ofertas en el mercado y, aunque algunos son muy completos, no existe la perfección. Os dejamos este enlace para que podáis ver una comparativa de rendimiento de las diferentes soluciones. Elegid aquella que os convenza más y recordad que, en ningún caso, debéis instalar dos antivirus en un mismo equipo, ya que crearán conflictos internos y sufriréis problemas de rendimiento y funcionamiento de vuestro ordenador.
  2. Utiliza programas de protección complementarios. Como comentamos en el punto anterior, tener únicamente un antivirus no es suficiente. Lo más oportuno es contar además con una serie de programas complementarios que nos ayuden a controlar todo lo que sucede en nuestro ordenador. Nosotros recomendamos contar con:
    • Firewall. También llamado ‘cortafuegos’, este programa se encarga de gestionar y monitorizar las conexiones de red que realizan el resto de programas del ordenador. Algunos antivirus cuentan con un sistema de firewall incorporado. Consulta con tu proveedor para ver si lo incluye.
    • Rastreadores de malware. Aunque los antivirus hacen un trabajo excepcional, hay programas que se encargan de detectar el software malicioso que se escapa al control de los antivirus. Windows incluye una solución nativa llamada ‘Windows Defender’, pero hay otras soluciones en el mercado como SpyBot o Malwarebytes Anti-Malware que se encargan de proteger también al sistema de cambios malintencionados en el registro.
  3. No olvides el sentido común cuando estés navegando. A pesar de que sea obvio, el sentido común es una de las herramientas más valiosas. Muchos de las amenazas que pueden atacar un ordenador provienen directamente de Internet. Por eso, el uso (o, mejor dicho, el mal uso) que hagamos de la navegación será clave para poder evitar infecciones.
    Sin embargo, si queremos estar lo más seguro posible navegando, podemos utilizar extensiones para Chrome, Firefox y Edge. Las principales soluciones de seguridad (como los antivirus) cuentan con extensiones que evitan redirecciones malintencionadas, filtran cookies y alertan al usuario cuando entra en sitios web inseguros.
  4. Únicamente descarga contenido de fuentes fiables. Al igual que sucede con la navegación, a la hora de realizar descargas en nuestro ordenador deberemos aplicar el sentido común. Si bajamos contenido de fuentes que no son fiables, estaremos corriendo el riesgo de que nuestro ordenador pueda verse infectado.
    Como veremos en el próximo punto, esto no se aplica únicamente a las descargas que realicemos en nuestro PC, sino que afecta especialmente a nuestro móvil o tableta. Si bajamos apps de sitios que no sean tiendas oficiales como Google Play o App Store, correremos el riesgo de instalar un malware que acabe infectando nuestro ordenador y el resto de nuestros dispositivos.
  5. Atento a qué conectas al ordenador. Cualquier dispositivo puede infectar un ordenador, desde un USB hasta un móvil. Una de las formas más habituales de propagar un virus informático es a través de dispositivos extraíbles como memorias USB. Debido al sistema de reproducción automática que incluyen los sistemas operativos, si conectamos un USB que ha estado previamente en un sistema infectado, el malware se propagará sin que el usuario lo sepa. Una forma de evitarlo es desactivar la función de reproducción automática. De esta manera, evitaremos que un pendrive externo pueda infectarnos.
    En el caso de los móviles, aunque no los hayamos conectado a ningún equipo infectado, sí que puede suceder que nos hayamos descargado una app infectada, tal y como mencionamos en el punto anterior. De nuevo, la precaución de descargar las apps únicamente de tiendas oficiales, nos ayudará a evitar este tipo de problemas.
  6. Actualiza tu sistema operativo y programas. Las actualizaciones no suelen estar bien vistas por la mayoría de los usuarios, ya que normalmente afectan directamente a la experiencia de uso. No es raro que un usuario tenga que esperar un tiempo hasta que su ordenador termine de configurarse tras una actualización o que se demore la apertura de un programa porque está realizando tareas de actualización.
    Sin embargo, a pesar de que en algunos momentos puedan ser molestas, las actualizaciones son vitales para evitar problemas de seguridad en nuestros equipos. Además del sistema operativo del ordenador, los programas también reciben mejoras críticas a nivel de seguridad.
    Aunque no seamos conscientes, los programas sin actualizar son también puertas de entrada de troyanos y malware en nuestro ordenador. Java, por ejemplo, es un complemento que recibe muchas actualizaciones para corregir vulnerabilidades. Si no actualizamos, dejamos nuestro sistema expuesto por esas vías.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *