Navega seguro en Internet con estos cinco consejos

Consejos Internet

Internet está cada día más presente en nuestras vidas. Ya no hablamos solo de la penetración de los teléfonos inteligentes (smartphones) y las tabletas, sino que cada vez más objetos cotidianos como prendas e inmuebles están conectados con la red de redes. Sin embargo, ¿cómo de seguros estamos en todo este entorno digital?

Desde Infoe somos conscientes de que para muchas personas navegar por Internet puede suponerles un problema de seguridad y de confianza. Así que aquí van cinco prácticos consejos para navegar seguro en Internet.

  1. Cambia tus contraseñas habitualmente. Los expertos en ciberseguridad lo recomiendan encarecidamente: debemos cambiar nuestras contraseñas cada poco tiempo. Y cuando hablan de “contraseñas”, se refieren efectivamente a que debemos tener múltiples claves de acceso para nuestros servicios. Si, por algún motivo quedasen expuestos los datos de un servicio determinado y solo dispusiésemos de una contraseña, nuestra información personal estaría seriamente comprometida. Es muy importante que, cuando realicemos el cambio de contraseña, evitemos caer en simplismos o en contraseñas derivadas, por ejemplo: claveMARZO, claveABRIL, claveMAYO, etc.
  2. Revisa los certificados de seguridad de las páginas web. Las páginas web disponen de certificados de seguridad que habitualmente pueden consultarse haciendo clic en un icono de un candado que aparece al lado de la URL de la página web en nuestro navegador. Haciendo esto podremos ver si los certificados son correctos, si han caducado o si la web no dispone de ellos. Por ejemplo, es frecuente que las páginas web falsas que intentan suplantar a otras reales (como la de los bancos) carezcan de este tipo de certificados. Si tienes dudas sobre la legitimidad de un sitio web, contacta con ellos para comprobar su identidad.
  3. Actualiza tu sistema operativo y tus aplicaciones. Muchos usuarios ignoran con frecuencia las notificaciones de los programas y aplicaciones que piden ser actualizados. Uno de los mayores ejemplos es la actualización de Java en los dispositivos con sistema operativo Windows. Ya sea por falta de tiempo o porque no prestamos atención, al declinar la actualización ponemos nuestro sistema en peligro. Java debe estar actualizado porque cada parche suele cerrar vías de acceso malintencionado.
    Además de los programas, también son importantes las notificaciones de actualización del sistema operativo. Últimamente, los dispositivos móviles Android han sido especialmente atacados por los ciberdelincuentes. Para estar seguros, debemos contar con la versión más reciente del sistema operativo y del parche de seguridad de Android (en caso de que nuestro dispositivo tenga esta funcionalidad). Obviamente, no todos los terminales actualizan frecuentemente, pero siempre que se pueda, hay que estar al día.
  4. Presta atención a tus descargas. Una de las máximas en el mundo de Internet es que solo debemos descargar archivos y programas de fuentes oficiales. No obstante, con la aparición de servicios de descarga de terceros se ha ignorado ligeramente esta regla no escrita. A pesar de que en todos los dispositivos y sistemas hay que estar alerta sobre aquello que nos descargamos, suele ser más frecuente que tengamos problemas en Android y en Windows.
    En el caso del sistema operativo de Microsoft, es muy recomendable estar atentos al formato de lo que nos bajamos. Por ejemplo, si nos queremos descargar una imagen pero en realidad lo que obtenemos es un archivo ejecutable, es casi seguro que se trata de un programa malicioso. También deberemos estar atentos a la hora de realizar cualquier tipo de instalación para evitar instalar las archifamosas barras de navegación, programas de publicidad encubiertos o servicios que se ejecutan de forma no deseada.
    Por su parte, en Android el usuario tiene la posibilidad de instalar apks de fuentes externas con facilidad. Esto supone un riesgo relativamente grande, debido a que hay personas que se saltan la tienda de Google Play y, al hacerlo, ponen en riesgo su seguridad. Lo ideal en Android es descargar las aplicaciones de Google Play exclusivamente y cerciorarse de que no hay comentarios negativos relacionados con malware en la aplicación.
  5. Activa un servicio de verificación en 2 pasos. Cada día, más servicios ofrecen la posibilidad de activar la verificación en dos pasos para comprobar la identidad del usuario. Google, Twitter y otros muchos desarrolladores ya han implementado este servicio de forma satisfactoria. El método más habitual de funcionamiento es que, tras introducir los datos de acceso (usuario y contraseña), se envía al usuario un código para que verifique su identidad.
    Pero, a pesar de la seguridad extra que ofrece, hay muchos programas y aplicaciones que todavía no disponen de esta capa de seguridad adicional. Servicios como el de Infosms ofrecen una forma fácil a los desarrolladores para implementarlo, así que si alguna de tus aplicaciones no dispone de ella, puedes contactar con su creador para analizar su posible implementación.

Si prestáis atención a estos consejos podremos navegar con total seguridad por Internet. Y, en caso de duda, recordad que lo mejor es usar siempre el sentido común.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *